9 cosas que hacer en Salamanca

Salamanca esta situada al oeste de España, en la comunidad de Castilla y León, a 214 kilómetros de Madrid.

Podrás visitar la Plaza Mayor, uno de los monumentos barrocos capitales de la arquitectura peninsular. Salamanca cuenta con dos Catedrales, sube a sus torres medievales para observar toda la ciudad desde ellas. Podrás pasear por las terrazas exteriores, las atalayas y las balaustradas que asoman al interior del templo, entre gárgolas, pináculos y campanas.

La universidad de Salamanca es la universidad más antigua de España, contempla su facha y busca en ella la figura de la rana. También podras conocer la Casa de las Conchas, famosa por su fachada decorada con cientos de conchas, y la Iglesia de la Clerecía y Universidad Pontificia, situadas enfrente, entre otras muchas cosas.

A continuación mostramos una selección de algunos de los lugares que podrás visitar de la mano de nuestros guías profesionales TurVip en Salamanca.



1. La plaza Mayor de Salamanca

Centro de la vida social de la ciudad. Fue construida en el periodo que va desde el año 1729 al 1756, en estilo barroco. A comienzos del siglo XIX sufrió diversas remodelaciones urbanísticas, hasta que poco a poco a mediados del siglo XX fue desprovista de sus jardines, quiosco de música central y urinarios públicos para quedar diáfana.

2. La Catedral de la Asunción de la Virgen

Es una de las dos catedrales de la ciudad de Salamanca, en España, junto a la Catedral Vieja. Es la sede de la diócesis de Salamanca. Fue construida entre los siglos XVI y XVIII mezclando los estilos gótico tardío, renacentista y barroco. Es la segunda mayor catedral de España en dimensiones y su campanario ocupa el segundo puesto también en altura de entre los de las catedrales españolas, con 110 metros.



3. La Catedral de Santa María

Fundada por el obispo Jerónimo de Perigord, se empezó a construir en el primer tercio del siglo XII y se terminó a finales del siglo XIV, en estilo románico y gótico. En el interior cabe destacar el notable conjunto de escultura medieval que constituyen la decoración de los capiteles y los numerosos sepulcros de los siglos XIII y XIV y un órgano del siglo XVI.

4. La casa de las Conchas

Antiguo palacio urbano de estilo gótico y elementos platerescos. Su construcción se inicia en 1493 y concluyó en 1517. En el interior destacan el patio con arcos mixtilíneos, la escalera y el artesonado. Debe su nombre a las más de 300 conchas representadas en su fachada.

5. El convento de San Esteban

Convento dominico situado en la plaza del Concilio de Trento. Centro de estudio y docencia de la Teología. En 1299 se establece en él el Estudio General de los Dominicos de España.



6. La Universidad de Salamanca

Es la universidad más antigua de España y del mundo hispánico y la tercera más antigua de Europa. La fachada está considerada como una gran obra maestra de estilo Plateresco. Los Reyes Católicos ordenaron su construcción. Se trata sin duda de una de las maravillas arquitectónicas de Salamanca y representa todo el poder, sabiduria e historia de la Universidad de Salamanca.

7. La Casa Lis

Es un palacete urbano enclavado sobre la antigua muralla de la ciudad mandado construir por D. Miguel de Lis. Sede del Museo Art Nouveau y Art Déco, en sus salones y dependencias se exhibe una parte de los fondos donados por D. Manuel Ramos Andrade (1944-1998), anticuario y coleccionista.



8. La Casa-Museo de Unamuno

Ubicada en el centro histórico de la ciudad, es el lugar donde vivió Miguel de Unamuno cuando fue Rector de la Universidad de Salamanca, desde los años cincuenta es un museo dedicado a su vida y estancia del escritor en Salamanca (1900-1914).

9. Torres de la Clerecia Scala Coeli

Sube a estas torres para disfrutar de panorámicas espectaculares de la ciudad. Scala Coeli permite al visitante descubrir la historia del Colegio Real de la Compañía de Jesús. El recorrido incluye el acceso a los matroneos o tribunas, desde cuyos balcones se puede contemplar el interior de la Real Clerecía de San Marcos, un lugar privilegiado para admirar el altar mayor y su magnífico retablo barroco.