4 cosas que hacer en Cuenca

La ciudad de Cuenca se asienta entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, por méritos propios posee el título de ciudad Patrimonio de la Humanidad por su riqueza monumental.

Su casco histórico se despliega al borde de paredes rocosas, en plena serranía de Cuenca. La Catedral, las Casas Colgadas y calles empedradas son un remanso de paz para todo viajero que quiera huir del estrés de la ciudad.

Conserva un rico patrimonio histórico y arquitectónico situado por toda la ciudad antigua cuyo máximo exponente son la Catedral y las Casas Colgadas.

A continuación te mostramos una selección de lugares de interés que podrás visitar en Cuenca de la mano de nuestros anfitriones TurVip.



1. Casas Colgadas

Encaramadas a la cornisa de la roca sobre la hoz del río Huécar, las Casas Colgadas son símbolo indiscutible de Cuenca y verdaderas joyas de la arquitectura gótica popular. Se denominan colgadas porque tienen los balcones en voladizo o al aire. Se tiene consciencia de ellas ya por el siglo XV. De viviendas privadas a casa Consistorial, actualmente alojan el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca.

2. Río Huecar

Afluente del río Júcar de unos 15 kilómetros de longitud. Su cuenca se sitúa en la provincia y municipios de Cuenca, Benache de la Sierra y Palomera donde nace. Recorre alguna de las muchas rutas que de senderismo que discurren al lado del rio y admira las Casas Colgadas y el puente de San Pablo, constituye una experiencia junto a la naturaleza que además es relajante, un placer para los sentidos.



3. Catedral de Santa María y San Julian de Cuenca

La catedral de Cuenca es uno de los edificios más particulares de la Edad Media española y se puede incluir en la categoría de Primer Gótico francés, es decir, perteneciente a esa corriente del siglo XII previa al gótico clásico y que tiene sus mejores exponentes en catedrales francesas como Laon, Soissons y París.

4. Molinos de viento, Mota del Cuervo.

En una pequeña serrezuela, a cuyos pies encontramos la localidad de Mota del Cuervo, se alzan vigilantes siete molinos de viento. Conjunto destacado por su armonía y belleza, en 1967 recibe la denominación geoturística de "Balcón de La Mancha" por el inmenso horizonte que se contempla desde ellos desde el cual podemos contemplar espectaculares atardeceres. Inmortalizados por Miguel de Cervantes en su magistral obra Don Quijote de la Mancha, son emblema de estas llanas tierras manchegas.